Y llegó la primavera a los Arribes del Duero


Ellos, los árboles y ellas, las semillas, nos han anunciado la llegada de la primavera hace apenas unas semanas. No tienen relojes ni calendarios ni están conectados a ninguna fuente de información, simplemente saben que ya es primavera, la verdadera primavera, que no tiene porqué coincidir con el 20 de Marzo de cada año.

¿Y como nos lo dicen? simplemente floreciendo, mostrando sus primeras hojas renovadas o su primer tallo saliendo de una bellota. Un nuevo árbol acaba de nacer.

Desde finales del 2017 Planta un Quercus viene desarrollando su actividad siguiendo tres líneas de trabajo para su plan de reforestación de los Arribes del Duero (Zamora):

1. Plantones comprados en viveros forestales de Zamora

2. Plantones nacidos de bellotas recolectadas en los Arribes

3. Plantones nacidos a partir de raices de árboles quemados

En nuestra corta historia ya hemos comprobado que el método con mayor porcentaje de éxito en una reforestación es la búsqueda y cuidado de plantones que salen por si solos en el campo a partir de una raíz de Quercus, es decir, la línea de trabajo de reforestación número 3.

Este método ofrece una tasa de éxito del 100% (árboles cuidados/árboles muertos) en el periodo de estudio de 1 año, sin embargo es un sistema muy lento a la hora de reploblar un área tan grande como la que fué arrasada por el incendio ya que no hay muchos  y necesita pues de las dos lineas de trabajo adicionales, la plantación de «plantones de vivero» y de «plantones nacidos de bellotas«.


Autor: Abel Bartolomé | Planta un Quercus